Entidades financieras y caciquismo.

Para los que me lean desde Castilla y León esto les sonará seguro, para los que me lean desde otros lugares, estoy convencido de que algo les sonará a asuntos semejantes en sus lugares de residencia.

Hace un tiempo empezó en España una reestructuración de las entidades financieras, que en España, era de un cincuenta por ciento cajas de ahorro y la otra mitad bancos.
El funcionamiento es, o era, el mismo salvo que la propiedad es distinta y el objeto de ellas y el uso de sus beneficios también. Éstas últimas están, o estaban, politizadas y mangoneadas por políticos y similares y la gestión, en muchos casos dejaba que desear. Así que cuando vino todas estas "turbulencias financieras" había que reformar el sistema, y entre otras cosas parecía que había que quitar estas cajas, olvidándose la gente de todos los beneficios sociales que conllevan las cajas y que más adelante nos arrepentiremos, en vez de reformar y profesionalizar, parece que había que convertirlas en bancos. 
Incluso se llegaron a imponer requisitos de capital por encima que lo de los bancos, para mi asombro y parece que para indiferencia de tanto y tanto experto ciego hasta hace dos días.

En la región de donde procedo se intentó poner de acuerdo a todas para llegar a unirse, pero.... aparecieron las viejas rencillas y odios entre vecinos. 
Como en las típicas peleas de "villaviejos de arriba y villaviejos de abajo", todos querían mandar y tener los órganos de decisión en casa y nunca en la del vecino. 
El gobierno regional, la junta de Castilla y León intentó mediar, peor apenas consiguió nada, con un fracaso estrepitoso. Al final, las únicas que intentaron ponerse de acuerdo fueron las dos grandes Caja España y Caja Duero. Las demás se fueron con otros inventos de fusión (o fusión fría), Caja Burgos a banca Cívica, Caja Círculo a Caja 3 y Caja Ávila y Caja Segovia a Bankia.
Posteriormente esto ha ido evolucionando, Caja España - Duero ha acabado fusionándose con Unicaja a un 70-30% porcentaje tildado de éxito para unas cajas de tamaño similar pero infinitamemnte peor gestionadas. Nadie ha pagado por ello. La sede de decisión del grupo está en Málaga.

Caja Ávila y Caja Segovia, a Bankia, a la antigua Caja Madrid.

Caja 3 es la única, que, de momento, se salva.

Por último Caja Burgos, englobada en Banca Cívica acabad e venderse a precio de saldo a Caixabank, es decir, a la Caixa.

Como siempre nadie pagará por esto, no es que esto sea malo o bueno, sino que después de ser incapaces de juntarse entre ellas para formar un grupo fuerte, que aunque no hubiera podido sobrevivir hubiera podido negociar con mejores expectativas.

Pero nadie va a pagar, primero por haber gestionado mal las cajas.
Después nadie de la Junta pagará por haber gestionado mal el proceso y venderá esto como lo único que hay que hacer, no señores, que no es así.

Ahora habrá que ver qué pasa con otros instrumentos como Madrigal, sociedad de inversiones para realizar inversiones estratégicas para la comunidad que requerían un determinado tamaño. También habrá que aclarar qué pasará con otras Fundaciones con diverso interés, como la de Patrimonio Histórico.
Y también habrá que ver que pasará con los empleados de esta región que ya serán algo "tangencial", ya que los centros de decisión estarán fuera, así que todos los servicios centrales de estas cajas... poco a poco acabarán desapareciendo quedando como algo residual.
Pero no pasa nada, para algunos esto no tiene importancia. Pero la tiene.


No hay comentarios:

Publicar un comentario