Huelga General


El próximo 29M el 29 de marzo, tendremos la primera, y espero que último huelga general del gobierno de Rajoy.
Cuando revisamos las razones para la huelga vemos que la reforma laboral ha profundizado mucho en al reforma anterior del gobierno de Zapatero y algo más.
Entre otras cosas:
- Rebaja de 45 días por año a 30 en despidos, y de 42 a 24 mensualidades de tope.
- Aumento de las razones para poder despedir con 20 días y 9 mensualidades, por razones organizativas   (cambio de horario, de lugar de trabajo...), y por razones de pérdidas o de disminución de ventas en tres trimestres, con lo que la indemnización de 20 se acabará generalizando.
- No necesidad de pactar esos cambio dichos anteriormente con los representantes de los trabajadores.
- Contrato nuevos con un período de prueba de un año.

Y más cosas, pero ya con lo anterior habría motivos para protestar, pero...

Recordemos que hace menos de tres meses ganó las elecciones un partido con mayoría absoluta.
Que, aunque la reforma va en contra de lo que defendió, cunde entre la población el sentimiento de que algo hay que hacer y que viene impuesto desde otros sitios.
En definitiva la gente está en su mayor parte resignada, sobretodo con unas tasas de paro y de precariedad laboral inmensas, con expectativas de vida bastante limitadas.
Por lo tanto dudo de que al huelga tenga una efectividad real, pero sobretodo me asalta una duda... 
¿Es útil el instrumento de una huelga general? 
Desde que surgió en una conversación me ha quedado ahí rondando, todos sabemos que es un instrumento propio de las sociedades del siglo XIX. En estos tiempos, más allá de un mero desahogo como me decían en otra conversación 
¿Qué alternativas habría?
Personalmente no se me ocurre ninguna suficientemente defendible de momento así que he optado por escribir esto para que los que lean este artículo reflexionen y si les parece bien, que lo compartan con los demás.

2 comentarios:

  1. Indudablemente, hay aspctos de la reforma laboral que pueden ser cuestionados y que incluso son criticables.
    Pero en lo sustancial, sienta las bases para reformar un mercado laboral absolutamente anquilosado y preso de una legislación donde los sindicatos -que apenas representan al 10% de los trabajadores de este país-, tienen cuotas de poder impropias en una democracia del siglo XXI.

    Con respecto a la financiación de los sindicatos, esta debe ser exclusivamente a través de las cuotas de sus afiliados, como sucede por ejemplo en Alemania, y no a través de las multimmillonarias subvenciones que salen de los bolsillos de los ciudadanos.

    Con todo - y volviendo al meollo del post-, estamos ante una huelga estrictamente política, fraguada la misma noche del triunfo electoral del PP -al que no le han dado ni los 100 dias de cortesía-, y que responde al habitual "modus operandi" de la izquierda en este país de tratar de ganar en la calle -mediante la algarada- lo que pierde en las urnas.

    ResponderEliminar
  2. Aparte de todo eso que e gran parte tienes razón...¿Qué piensas de la reforma laboral? porque no has dicho nada de eso...

    ResponderEliminar