Megaupload

Supongo que todos sabréis acerca del cierre hace poco de megaupload.
Para los que no saben qué era o no demasiado bien era una web de almacenamiento desde al que te podías bajar archivos, ¿Qué archivos? principalmente películas y música.
Algunos usuarios eran de pago, que significaba poder bajártelo más rápido, con lo que la web ganaba más dinero, sumándolo al de la publicidad. Solo una pequeña parte almacenaba archivos personales en este servidor.
¿Hasta qué punto es lícito enriquecerse con el trabajo de los demás? no estamos hablando de ingresos para mantener el servidor sino para mucho más que eso. Lo considero inmoral.
Otra perspectiva del asunto es acerca de estas industrias del entretenimiento, que tienen ingresos millonarios y estrellas con ingresos millonarios a base de productos cada vez de más baja calidad y repetitivos con un precio demasiado alto. No sería la primera vez que salgo de un cine pensando que la película que acabo de ver apenas supera la calidad de una película de televisión de sábado por la tarde y que es mejor descargarla y gastarme el dinero en tomar algo en buena compañía.
Probablemente la solución a esto sería acercar posturas, rara vez la verdad está sólo en uno de los lados.
Si se abarataran los precios ayudaría, a ir al cine, a bajarte una película legal de buena calidad en casa...
Mientras tanto y mientras me dejen, seguiré haciendo lo mismo que hago ahora.

1 comentario:

  1. El interesante problema que usted plantea y que yo comparto es precisamente que si bien no es inmoral piratear pelis, libros o música, detrás de este pirateo siempre hay alguien que se enriquece del trabajo ajeno (la web que usted cita y otras que alojan contenidos ajenos y se forran gracias a la publicidad). Evidentemente es un dilema complicado. Si no hubiera esas páginas, seguramente no piratearíamos tanto porque en realidad, ¿quién va a ripear pelis o a colgar archivos masivamente por amor al arte? Sobre todo con las películas sí se notaría mucho porque la mayoría de cosas que puedes bajarte del Emule en buenas condiciones han sido colgadas por gestores de páginas webs a las que acudes a mirar novedades, resúmenes, etc, tragándote la publicidad que les enriquece.

    Así que en el fondo sí subyace una cierta hipocresía en los piratas: Nosotros no nos enriquecemos con el trabajo ajeno, pero damos respaldo a quien lo hace y les ayudamos a aprovecharse más.

    En todo caso, le digo lo de siempre: una vez inventado el formato digital, que puede transmitirse en la Red masivamente a velocidades de vértigo, cualquier restricción legal es como poner puertas al campo, haya o no lucro en las conductas perseguidas.

    ResponderEliminar